Trucos para modelos del reino animal

Publicado el : 2017-07-24 15:53:40
Categorías : CURIOSIDADES

A menudo los animales se pueden convertir en los mejores modelos para nuestras cámaras; unos modelos, sin embargo, que tienen el inconveniente de no entendernos del todo. No puedes decirle a ese antílope que se desplace a aquel otro sitio donde la luz es mejor, o que si cambia de postura saldrá mucho más favorecido. No.

Con animales domésticos aún tienes alguna posibilidad de que colaboren con tu causa, pero con animales salvajes solo puedes esperar, y esperar, y esperar. Pueden pasar horas hasta que encuentres la foto perfecta, el momento en el que —por fin— tu modelo del reino animal se colocó en la postura idónea.

El problema se agrava si el animal o los animales en cuestión están en movimiento, lo cual, por otra parte, es más que probable. Te traemos algunos consejos que te pueden venir muy bien para empezar a hacer tus pruebas:

Predecir movimientos, conocer sus hábitos
Una buena forma de empezar es conocer a tus modelos, habituarte a sus movimientos y costumbres, así estarás más preparado para reaccionar a ellos. Así no tendrás que nadar persiguiendo al animal con tu cámara.

Panda

Usar un trípode
Sobre todo para capturar aves en movimiento, aunque aplicable a demás especies.  El trípode te dará estabilidad, eliminando la vibración de la cámara y haciendo más probable que nuestra foto sea buena. Si el cabezal te permite girar y mover la cámara, mejor que mejor.

Velocidad de disparo
No nos hará falta ser más rápidos que nuestra propia sombra, como Lucky Luke. Pero sí que tendemos que asegurarnos de que nuestra cámara de fotos va a responder en muy poco tiempo. Ya que nuestro objetivo se nos puede escapar.

No utilizar el visor LCD de la cámara
Usar la pantalla LCD en este caso te puede quitar bastante precisión en comparación a la que nos daría el visor clásico de nuestro aparato. Mejor control y capacidad de respuesta a los movimientos del animal.

Modos de enfoque continuo
Ideales para modelos en movimiento ya que permite un enfoque más flexible, aunque menos preciso que uno de tipo AF-S; cosa que, en este caso, preferimos.

Practicar
El tópico que no falla: practicar. Y es que, si no comienzas a aventurarte con algunas fotos no podrás empezar a perfeccionar la técnica, aunque por el camino dejes alguna que otra foto mejorable.

 

Aquí algunos ejemplos más, extraídos de las revistas National Geografic y Times:

Añadir un comentario

 (con http://)