Llueven consejos para estos días (Parte 2)

Publicado el : 2018-01-09 16:47:14
Categorías : TUTORIALES

En nuestro post de la semana pasada hablamos sobre cómo debemos actuar ante los días de lluvia. Lo primero que quisimos destacar, es que la lluvia no debe recluirnos en casa sino que debemos aventurarnos y salir, pues un mundo mágico nos espera allí afuera.

También es imprescindible la precaución, pues aunque la lluvia no nos impida hacer fotos, se trata de una situación especial y por lo tanto debemos llevar un especial cuidado.

Lo primero para lo que nos debe servir este tipo de días es para aprender. Las situaciones adversas con las que nos encontraremos harán que vayamos probando todas las características de nuestra cámara y que juguemos con la profundidad de campo y la velocidad de obturación.

Hoy, siguiendo con la línea de este tipo de días, queremos compartir con vosotros ciertos consejos e ideas para conseguir unas fotos espectaculares estos días.

El primer consejo es que tratéis de inmortalizar al máximo que es un día de lluvia. Todo lo que nos rodea (luces, el propio suelo, los árboles…) adquiere otro color y su brillo se intensifica, por lo que debemos aprovecharlo.

Son muy frecuentes las fotos navideñas en días lluviosos, donde las luces que caracterizan esta época se reflejan por todas partes. Y por supuesto la fotografía bokeh.

Además, por todo esto, la fotografía nocturna cobra también un protagonismo especial. Las luces de las farolas, de los coches, de los semáforos… todas esas cosas llenarán de luces y destellos vuestras fotografías pasadas por agua.

También podéis aventuraros con la fotografía macro. Primeros planos de gotas de agua, con sus correspondientes reflejos de luz, que crean fotos únicas.

Y ya no solo podemos jugar con las gotas en la fotografía macro, sino que también podemos inmortalizar ventanas y cristales donde las gotas dejan su recorrido, y difuminan lo que hay detrás de ellas.

Como no, los charcos pueden convertirse en nuestro mejor aliado. Un charco inesperado puede convertir una foto convencional en algo más especial gracias al reflejo en el agua.

No obstante, no debemos mirar solo al suelo, no debemos mirar solo los reflejos en los charcos. Si alzamos la vista y miramos al cielo podemos encontrarnos cielos espectaculares propios de este tipo de días, que darán a nuestras fotos un toque único. Cielos completamente encapotados, o la lucha entre el sol y las nubes por su lugar en el cielo. ¡Toda una delicia!

Ya ha dejado de llover por lo que debemos regresar a casa… ¡PARA NADA!

No guardes la cámara antes de tiempo que la naturaleza aún tiene preparadas algunas sorpresas.

Un inesperado arco iris, o unos simples rayos de luz que se abren paso entre las nubes para traernos una iluminación muy especial… Son muchos los ejemplos que podríamos perdernos si decidimos que la escapada fotográfica ha llegado a su fin.

Esperemos que estos consejos os hayan servido de ayuda, pero sobre todo, de inspiración.

 

 

Añadir un comentario

 (con http://)