Llueven consejos para estos días (Parte 1)

Publicado el : 2018-01-02 16:12:52
Categorías : TUTORIALES

Año nuevo trae consigo proyectos nuevos. Desde Fotopro queremos animaros a todos a que este año salgáis de vuestra zona de confort y exploréis e intentéis cosas nuevas.

Todos los años vemos nuevas fotos de paisajes, fotografías minimalistas, del mundo animal, retratos con sentimientos a flor de piel… Sin embargo, las fotos en días lluviosos, en comparación, se cuentan con cuentagotas.

Dijo Dolly Parton que si quieres el arco iris primero has de aguantar la lluvia, y no se equivocaba.

Hoy queremos traeros unos consejos para que no os dejéis la cámara en casa los días de lluvia.

Lo primero de todo, como siempre, es salir preparado.

El agua de la lluvia, o simplemente la humedad, pueden dañar tu equipo fotográfico por lo que no podemos salir a la calle como si fuera un día normal.

Utilizar chubasquero, llevar paraguas, meter el equipo dentro de una bolsa con cierre zip, llevar una mochila impermeable… Son algunos ejemplos a tener en cuenta en nuestras escapadas fotográficas pasadas por agua.

Esas primeras observaciones tienen como objetivo que no se moje nuestro material. Pero ¿qué pasa si por lo que sea se nos ha mojado un poco?

Lo primero que debemos hacer es limpiar nuestro equipo, por lo que es recomendable llevar contigo siempre una bayeta de microfibra para que, si se moja, podamos limpiarlo inmediatamente.

También es recomendable llevar siempre una bolsita de sílice.

Muchos os estaréis preguntando, ¿qué es eso? La respuesta os sorprenderá.

Seguramente al comprar una cámara, unas zapatillas, una chaqueta… habéis visto una pequeña bolsita que bien parece el azúcar que viene con el café. Se trata de una bolsa de sílice, y su función es absorber la humedad para que no se estropee el producto.

Ahora que ya sabemos los consejos sobre seguridad y precaución, pasamos a los más técnicos, aquellos sobre la óptima configuración de la cámara.

Lo primero que debemos configurar es la velocidad de obturación.

Según el tipo de lluvia que tengamos, tendremos que usar una u otra, así que nos va a tocar ir probando y decidirnos según los resultados.

Estaríamos jugando con velocidades entre 1/250 y 1/30 dependiendo si la lluvia es abundante o si es más fina.

 

Y lo segundo a destacar es la falta de luz que traen los días lluviosos. Por eso, debemos de intentar sacar toda la cantidad de luz que podamos. Para ello, utilizaremos una apertura grande.

Relacionado con esto está el ISO. Subiremos el ISO pero lo haremos con precaución, teniendo muy en cuenta el tema del ruido en nuestras fotografías.

 

Esperemos que estos consejos os hayan servido de ayuda y que la lluvia ya no sea una excusa para no salir a explorar.

La semana que viene hablaremos de aquellos aspectos que más nos gustan sobre la fotografía en días de lluvia, los aspectos creativos.

 

 

 

 

 

Añadir un comentario

 (con http://)